El Tren Maya: Detonador de inversión inmobiliaria



La Riviera Maya y la Costa Maya ofrecen oportunidades de desarrollo inmobiliario turístico, vivienda residencial y de lujo. Durante los siguientes años, a consecuencia de la construcción del Tren Maya, se espera un incremento en el flujo de turistas, así como la creación de nuevos centros poblacionales, por lo cual es un buen momento para invertir en el sector inmobiliario.


El Tren Maya pretende conectar la Península de Yucatán con Tabasco y Chiapas en una ruta que comprenderá mil 500 kilómetros de recorrido con 17 estaciones, esto significa nuevos polos de desarrollo económico, aumento de empleos formales, reactivación de las economías locales, atracción de inversiones en las poblaciones conectadas, entre otras muchas oportunidades.


Este proyecto busca un impulso en la inversión para todo el sureste mexicano, sobre todo en las ciudades que contarán con estaciones ya que aumentara el flujo turístico y la movilidad en la región, esto significa un aumento en la demanda de infraestructura urbana y turística, así como en bienes y servicios.


El Tren Maya detonó la inversión de unos 8,900 millones de pesos (mdp) por desarrolladoras inmobiliarias que aprovecharon el aumento en la demanda del mercado residencial en Quintana Roo, Yucatán, Campeche y Tabasco para construir proyectos que arrancaron este año y continuarán en el 2022.


Especialistas en el tema indican los gigantes proyectos como el tren, el aeropuerto de Cancún, Quintana Roo, o la ampliación de Puerto Progreso, en Yucatán, entre otros, además impulsan el desarrollo del sector residencial, de oficinas y comercial.


En lo que la Sociedad de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) en Quintana Roo, destaca que también del Tren Maya, la obra de la Nueva Refinería de 2 Bocas, en Tabasco, ha detonado el desarrollo de nuevos proyectos habitacionales y hoteleros en el sureste.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo